Análisis: Steelers ¿Focos rojos en la Defensiva?

steelers_country_black_1

-Por Carlos Ortega

A raíz de un muy sano intercambio de opiniones (¡¡entre las 6 y las 8 am!!), decidí hacer este comparativo para saber que tan mal está nuestra defensiva  en estos primeros 7 partidos que llevamos hasta el momento, pues realmente es preocupante lo que hemos visto en esa área hasta el momento y más pensando en que ofensivamente el equipo está para competir al más alto nivel y buscar trascender en playoffs. Esto es una recopilación de datos sólo de la DEFENSIVA contra el PASE que ha sido los más criticado y vulnerable a últimas fechas.

Este proceso comparativo incluye algunas temporadas bastante significativas. ACLARO QUE SÓLO SE TOMAN EN CUENTA LOS 7 PRIMEROS PARTIDOS PARA QUE EL COMPARATIVO PUEDA SER VÁLIDO. Incluyo obviamente la actual (2016), la temporada 1988 (la peor desde 1982) y las temporadas donde se logró llegar al Super Bowl (1995, 2005, 2008 y 2010). Para esto usamos una herramienta que se maneja poco en nuestros medios de comunicación y que se conoce como ANY/A (Adjusted Net Yards per Passing Attempt…en cristiano Yardas Netas Ajustadas por Intento de Pase -completo o no-). Este algoritmo se determina usando una fórmula donde se incluyen yardas, sacks, intercepciones, TDs permitidos y pases lanzados y es así:

ANY/A = Yardas + (TDs*20) – (INTs*45) – sack yards / pases lanzados + sacks 

Repito, esta estadística no es utilizada en nuestros medios pero, como vamos a ver es un fiel reflejo del tipo de temporada que se está teniendo en cuanto a la defensa contra el pase…y desde mi particular punto de vista es un encendido de focos rojos para nuestras aspiraciones como aficionados respecto a las opciones de jugar y/o ganar el Super Bowl LI.

De entrada comparemos la temporada 2016 contra la 1988 (la peor desde 1982). En los primeros 7 partidos nuestros rivales nos completaban un 60.8% de los pases lanzados. En 2016 nuestros rivales nos completan un 66.4% de sus pases lanzados. En 1988 se permitían tras 7 partidos 1775 yds netas y en 2016 se permiten 1984 yds netas. En 1988 se permitían 12 pases de TD contra 7 INTs y en 2016 se permiten 8 pases de TD contra 3 INTs. En 1988 se lograban 10 sacks para 78 yds y en 2016 se logran 3 sacks para 28 yds. Es decir que en 1988 entre INTs y sacks sumaban 17 y en 2016 suman 11. Todo esto nos da un resultado ANY/A en 1988 de 7.33 yds permitidas por cada intento de pase (ojo, no es por cada pase completo) y en 2016 se permiten 7.12 yds por cada intento de pase.

TEMP.    COMP.     %COMP.     NET. YDS.     TD       INT     SACK     SCK YDS     INT+SCK     ANY/A

2016           182             66.4              1984            8           3           8               28                   11               7.12

1988           135             60.8              1775            12          7           10             78                   17               7.33

Comparemos ahora con las temporadas donde se llegó al SB.

TEMP.   COMP.    %COMP.     NET. YDS.     TD       INT     SACK     SCK YDS     INT+SCK     ANY/A

2016         182            66.4              1984            8           3            8               28                  11                 7.12

2010         181            68.0              1702             6           10         20             115                 30                4.80

2008        146            61.6               1151             6           6           25              197                31                 3.82

2005        150            61.5               1483            5           9           22              150                31                 4.43

1995         133            59.4              1490            10          9            17              116                26                5.33

Como se puede ver, los datos marcan que las diferencias son importantes, especialmente en los rubros que pueden ser forzados por la defensiva (sacks e INTs) en las temporadas comparadas. OJO a un dato: Los porcentajes de pases completos permitidos son muy similares, pero la diferencia de yardas permitidas es lo dramático pues tiene que ver con las jugadas grandes (20+ yds, 40+ yds) que se permiten o bien, las yardas después de la recepción

Ahora vamos a comparar para ver los cambios entre la última temporada de LeBeau y las primeras dos de Butler, pues yo personalmente me siento decepcionado por Keith y ahi veremos si la diferencia es importante o sólo un espejismo.

TEMP.    COMP.     %COMP.     NET. YDS.     TD       INT     SACK     SCK YDS     INT+SCK     ANY/A

2016         182             66.4              1984            8           3           8                28                  11                 7.12

2015         183             68.8              1938           11           5          19              105                 24                6.78

2014         140              61.4               1616            10          4          10               74                  14                6.87

Como podemos ver, los datos arrojan que la mejoría con Butler es marginal comparada con el peor año de LeBeau. Claro, hay que tomar en cuenta que la defensiva está en reconstrucción desde hace tiempo pero los cambios estadísticos han sido mínimos. Si acaso donde hubo una mejoría importante el año pasado respecto al último de LeBeau fue la parte de sacks, pero nuevamente se cayó a la mitad en este año.

CONCLUSIONES

Estos datos son fríos, están basados en hechos y números, no en opinión. Y en este deporte, los datos y las tendencias suelen significar y reflejar mucho.

Sabemos todos que un equipo sin defensiva es incapaz de llegar y mucho menos de ganar un Super Bowl, 2015 y 2014 han sido la mejor prueba ya que se llega a playoffs aún con una defensa vulnerable, pero “algo pasa” que terminamos quedando en el camino. Y ese “algo pasa” han sido lesiones en la ofensiva, que hoy por hoy constituye la fortaleza y base del equipo, así que la defensa termina por mostrar su real nivel y sucumbir.

Ahora si, una opinión. Ciertamente me parece que Butler ha quedado a deber en cuanto a su manera de manejar la defensiva, pero también me parece que puede redimirse y mejorar su trabajo. Tomemos en cuenta que está en franca reconstrucción, sobretodo en el perímetro y los LBs. Tan es así que no recuerdo un año donde tantos novatos hayan sido titulares, y este año han sido 3, por momentos 4. De los DBs ha habido muchos cambios. Como titulares respecto al año anterior sólo quedan Mitchell y Gay. Hoy han ascendido Cockrell y Golden, además de la llegada de los nuevos Burns, Davis, Dangerfield, Gilbert quienes han inyectado calidad aunque se ha notado la falta de experiencia.

En donde me parece tenemos un problema es en los LBs, y es un problema tanto de coacheo como de personal. Por un lado, en este nuevo esquema defensivo, son más utilizados en labores de cobertura de pase que para presionar al QB. Y por otro lado (personal), tenemos un Harrison que ya no puede dar más por su edad, un Moats que es un edge rusher apenas promedio (más adecuado para ser un suplente confiable que un titular), un Dupree que en su año decisivo está lesionado, un Chickillo que tiene calidad y puede crecer pero ha tardado, un Jarvis que da un partido bueno por diez malos, un Timmons que ya se ve pesado y lento, un Shazier que es brillante, pero de cristal, un VWill que debería haber crecido más pero el ser suplente lo ha estancado y un Matakevich que es una maquina de tacklear pero que apenas está en transición. De Johnson y Fort ni hablemos, sólo son para ST.

Seguramente esta defensiva será mucho mejor el siguiente año….y ese es el mayor problema. Cada año que pasa, es uno menos que le queda al líder de nuestro barco: Ben Roethlisberger. Y para 2017 no sabemos si regrese Bell (termina contrato), no sabemos que pasará con Matarvis Bryant y su problemas “herbolarios”, no sabemos si regresa Wheaton (termina contrato), y hay que ver que sucede con el nuevo contrato de AB. Entonces, conforme más pasa el tiempo, menos facultades físicas tiene Ben, y probablemente menos armas ofensivas a su disposición.

Me queda muy claro que hoy NO se puede estar mucho peor, y que este equipo sólo tiene que mirar hacia arriba para mejorar, pero deben hacerlo YA, esta temporada, no el año que viene. Me parece que Butler tiene que ser sacudido por sus jefes (Tomlin, Colbert y Rooney II) y él a su vez sacudir a su gente (jugadores, Porter, Olsavsky, Lake) en busca de esa mejoría. Hoy, me parece que por su gestión Keith Butler no es el adecuado para el trabajo. Espero de todo corazón que me calle la boca y saque a su defensiva del marasmo en que se encuentra. Ya el primer esbozo de un líder salió a hacer una crítica fuerte al desempeño de sus compañeros en la defensiva (el capitán Cameron Heyward), y esta crítica confirma nuestra percepción de alarma y que las cosas DEBEN mejorar. Esa es la primera sacudida. No basta una. Se necesita recuperar la INTENSIDAD y la EFICACIA. Carajo, que son los Steelers, no los Clowns.

En días posteriores analizaremos a la defensiva contra la carrera que tampoco se salva pero ha sido menos cuestionada.

Mientras tanto, los focos rojos están encendidos.

Anuncios

One thought on “Análisis: Steelers ¿Focos rojos en la Defensiva?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s